ansiedad y tabaco

ANSIEDAD Y FUMAR… O FUMAR Y ANSIEDAD

Fumar es malo para tu salud. Esto es tan conocido que casi se ha convertido en cliché, pero eso no lo hace menos cierto. Fumar es muy malo para ti, y es algo que acorta tu vida útil, genera daños a tus órganos, y puede tener un efecto negativo en casi todas las partes de su cuerpo. No es  ninguna sorpresa que  fumar puede contribuir a la ansiedad también. Fumar no sólo afecta a la ansiedad en el cerebro. También afecta a la ansiedad en “los pulmones” !!.

Fumar, Ansiedad y los Pulmones

Dejar de Fumar es el primer paso cuando se sufre de ansiedad y quieras eliminarla, sin importar la causa de la ansiedad.

Diversos estudios que analizan el vínculo entre fumar y ansiedad han demostrado una y otra vez que la idea “fumar reduce la ansiedad” es un mito. Muchas personas fuman con el fin de hacer frente a la vida, pero los estudios han demostrado que el fumar realmente aumenta  la ansiedad. Hay dos razones para esto:

Síntomas De Abstinencia
La causa más común de la ansiedad en los que usan cigarrillos para hacer frente a situaciones adversas es la retirada de la nicotina. Los efectos de la nicotina duran muy poco tiempo, especialmente luego de acostumbrarse a ella. Los síntomas de la abstinencia inician al poco tiempo del último cigarrillo.  Uno de los síntomas es la ansiedad. La nicotina reduce la ansiedad después de fumar,  y luego del último cigarrillo la ansiedad aumenta a niveles superiores de los que presentan los no fumadores al enfrentar las misma situación adversa.

Incapacidad para Enfrentar Situaciones Adversas
La otra razón, es que  luego de cierto tiempo de ser fumador la nicotina termina reemplazando la propia capacidad de la persona para hacer frente a las situaciones adversas. Enfrentar el stress es una “habilidad mental”  que es suplantada por la nicotina y al dejar de usar esa habilidad, la pierdes. Por tanto   la capacidad de lidiar  el stress en ausencia de nicotina empeora. Por ello muchas personas recurren a la nicotina  incluso para lidiar con situaciones que generan poco stress.

 

Otras fuentes de ansiedad

Fumar también puede crear ansiedad de otras formas, como por ejemplo el saber que fumar genera daños tu salud y a la de las personas en su entorno.  Los fumadores son generalmente conscientes del riesgo de cáncer  al que exponen sus pulmones y de  otros daños a causa del tabaco, pero puede que no sean conscientes de que el deterioro de sus pulmones  puede afectar el ciclo respiratorio. Los que fuman  suelen incrementar su frecuencia respiratoria (numero de ciclos respiratorios por minuto) lo que se conoce como “hiperventilación”, con lo cual se elimina el dióxido de carbono con mayor velocidad. El dióxido de carbono es requerido  para que nuestro cuerpo funcione correctamente. También al toser frecuentemente,  se puede hiperventilar y la hiperventilación  es uno de los factores mas comunes que desencadenan ataques de pánico y sintomas  severos de ansiedad. Ello conlleva a un círculo vicioso por que la ansiedad a su vez  genera exacerbación de la  hiperventilación y a mas hiperventilación mayor la ansiedad.

Publicado en General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *