Impuestos al Tabaco

Dejar de Fumar. Impuestos al Tabaco ¿Desventajas?

Diversas Herramientas para Dejar de Fumar. El aumento de los impuestos al Tabaco puede tener la consecuencia no planificada de alentar a los consumidores a buscar productos de cigarrillos más peligrosos o con mayor contenido de nicotina, según revela  un estudio publicado en Marketing Science, una revista del Instituto de Investigación de Operaciones y las Ciencias de la Administración .

En un estudio de la Universidad de Emory y la Universidad de New YorkEl se informa  que, mientras que las técnicas de  “contra mercadeo” a menudo reducen el consumo total de cigarrillos, el aumento de impuestos a los cigarrillos por paquete  ocasiona que  algunos consumidores cambien a productos con concentraciones superiores de nicotina. Dadas las propiedades adictivas de la nicotina este resultado aumenta los niveles de adicción.

En los últimos 50 años, los reguladores y los grupos de defensa han utilizado cada vez más herramientas de publicidad  para desalentar el consumo de cigarrillos: a) Los impuestos al consumo se utilizan para aumentar los precios venta al consumidor. b) La Publicidad Educativa se utiliza para aumentar la conciencia de los riesgos de salud y c) las políticas anti tabaco se utilizan para restringir el consumo de tabaco.

Los autores señalan: “Encontramos que las diferentes técnicas anti tabaco variaron en términos de eficacia,”  “Los impuestos que aumentan directamente los precios al  consumidor son la técnica más eficaz para reducir el consumo de cigarrillos. La publicidad orientada a la salud también es eficaz.  Las Políticas de aire libre de humo, en restaurantes o lugar de trabajo  son la herramienta menos eficaz.”

“Sin embargo, mientras que los impuestos son la técnica de reducción de las tasas de tabaquismo más eficaz, nos encontramos  que esta herramienta tiene una desventaja significativa”, añadió Vishal Singh. “Debido a que los impuestos del tabaco se aplican actualmente  por paquete y sin tener en cuenta los niveles de nicotina, los consumidores pueden responder al aumento de los impuestos del tabaco productos  cambiando a productos con niveles superiores de nicotina.  Esta consecuencia no deseada de los impuestos del tabaco puede tener  importante repercusión para la salud “.

Es importante destacar que los autores también encontraron que esta consecuencia no deseada era más probable que ocurra en los barrios más pobres.

El estudio tiene implicaciones importantes para los reguladores y grupos de defensa. En primer lugar, los resultados sugieren que la publicidad de la salud y los impuestos  son herramientas eficaces. La publicidad orientada a la salud es una técnica particularmente fuerte, ya que este método no conduce a cambios hacia  los productos más peligrosos(mayor concentración de nicotina). En segundo lugar, los resultados sugieren que las políticas tributarias simples por paquete deben ser re evaluados.  Los resultados del estudio también sugieren que los reguladores deben prestar especial atención a los impactos dispares entre las comunidades.

Journal Reference:

  1. Yanwen Wang, Michael Lewis, Vishal Singh. The Unintended Consequences of Countermarketing Strategies: How Particular Antismoking Measures May Shift Consumers to More Dangerous Cigarettes. Marketing Science, 2015; 150430095504009 DOI:10.1287/mksc.2015.0910
Estrategias para Dejar de Fumar

Dejar de Fumar / Eliminando Los Desencadenantes

Estrategias para Dejar de Fumar

Los desencadenantes son una forma de respuesta condicionada. Si estás acostumbrado a fumar un cigarrillo durante una pausa para el café, por ejemplo, se empieza a asociar incluso el olor del café con el tabaquismo.

“Respuestas como éstas, de  acondicionamiento se pueden romper”, dice Scott McIntosh, PhD, profesor asociado de medicina comunitaria y preventiva de la Universidad de Rochester en Nueva York .

Su consejo: antes de la fecha fijada para dejar de fumar, ensaye eliminando los desencadenantes cambiando sus rutinas. “Si usted está acostumbrado a fumar en el coche, por ejemplo, practique  conducir distancias cortas sin fumar. Si el café provoca un antojo, practique  su descanso para tomar café sin tener un cigarrillo. “Concéntrese en romper sus  desencadenantes más potentes antes de dejar de fumar “.

Evite situaciones que despiertan un deseo de fumar.

Antes de  su fecha de abandono, revise su lista de desencadenantes y coloque una marca de verificación al lado de los que se pueden evitar razonablemente. Si usted tiene amigos que están acostumbrados a fumar, por ejemplo, decidir de antemano no verlos durante las primeras semanas de dejar de fumar. Si el consumo de café es un fuerte desencadenante para usted, cambie a té. Si asocia fumar con ver la televisión, omita la televisión durante un par de semanas y tomar una caminata por el barrio en su lugar.

Cuanto más a fondo se cambia su rutina habitual, más fácil será la de mantenerse alejado de los desencadenantes. En lugar de desayuno y una primera cosa del cigarrillo de la mañana, tomar un paseo por el barrio. Si por lo general paso fuera a fumar un cigarrillo durante un descanso en el trabajo, hacer algunos ejercicios simples tales como curvas o tramos de rodilla de profundidad en su escritorio en su lugar. Siempre que sea posible, ir a lugares donde no se puede fumar, tales como bibliotecas, museos o teatros.

Planifique como  resistir Disparadores que no se pueden evitar. Algunas situaciones o sentimientos no se pueden evitar. Reconocer de antemano los desencadenantes, le ayudará a enfrentarlos. Disponga de sustitutos del cigarrillo. Lleve consigo algo más que poner en su boca.

Recuerde, cada vez que te resistes a un disparador y no  enciendes un cigarrillo, has disminuido su poder sobre ti. La mayoría de los antojos sólo duran unos pocos minutos. Si lo logras, será un paso más hacia una vida libre de nicotina.

 

Estrategias para Dejar de Fumar

¿Qué te invita a fumar? Estrategias para Dejar de Fumar a largo plazo.

Estrategias para Dejar de Fumar.

Si eres fumador, sabrás a que me refiero. Terminar una comida y  sentir de repente un poderoso deseo de fumar. Levantarse del  escritorio para tomar un descanso y encender un cigarrillo. Ciertos momentos del día, ciertos lugares, e incluso ciertos alimentos pueden provocar un fuerte deseo de fumar.

Los expertos llaman a estos desencadenantes o disparadores. “Para los fumadores de largo plazo, la vida cotidiana se puede llenar con disparadores”, dice Steven Schroeder, MD, director del Centro de Liderazgo para dejar de fumar en la Universidad de California en San Francisco.

El café,  un cóctel o una copa de vino, conducir el coche, levantarse durante el intermedio en un concierto, consultar el correo electrónico, sentirse aburrido, hablar por el teléfono – todos ellos pueden desencadenar un poderoso impulso de fumar . Estar enojado o bajo estrés puede desencadenar el deseo de fumar. Pero incluso los sentimientos positivos de  felicidad o placer pueden ser factores desencadenantes.

Aprenda a reconocer sus propios disparadores.

Los disparadores generan dificultades para  dejar de fumar. Pero una vez que reconoces tus propios disparadores, puedes utilizar algunas estrategias sencillas para evitarlos o desactivarlos antes de que vulneren tu determinación.  Se sugiere previo a  la fecha establecida para dejar de fumar, elaborar  un diario durante varios días o una semana.  Cada vez que  enciendas un cigarrillo, ficha:

La hora del día.
¿Qué tan intenso es el deseo de fumar  (en una escala de 1 a 5).
Lo que estás haciendo en ese momento.
Dónde estás.
Cómo te sientes (feliz, estresado, aburrido, etc.)

Sea lo más preciso  posible en sus notas. Mantenga su diario durante al menos un día de la semana y un día de fin de semana, ya que su rutina es probable  sea diferente según el día de la semana. Una vez que hayas terminado, revisa tu diario. Haz una lista de los desencadenantes más potentes, en base a la intensidad de tu deseo. Enumera los factores desencadenantes que se producen con más frecuencia. Anota lugares, personas, situaciones y estados de ánimo que desencadenan ansias de fumar.

Continuará…. “Eliminando los Desencadenantes”

 

Dejar de Fumar

Fármacos para Dejar de Fumar. Evidencias de su seguridad

La vareniclina, un fármaco muy eficaz que ayuda a dejar de fumar, según un estudio reciente, no se asocia con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares o de depresión como se creía anteriormente, .

En el pasado, los médicos limitaron el uso de vareniclina, debido a las preocupaciones sobre el aumento del  riesgo para  eventos adversos neuropsiquiátricos y cardiovasculares .

Para el estudio, los investigadores siguieron a 106 759 pacientes, que recibieron tratamiento de reemplazo de nicotina (TRN), 6557 que se les administró bupropión, y 51.450 que tomaron vareniclina durante 6 meses, para comparar los casos de cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, enfermedad vascular periférica, arritmia cardíaca,  infarto cerebral, depresión y auto agresión .

Los investigadores descubrieron que tanto la vareniclina como el bupropión no aumentaron el riesgo de eventos neuropsiquiátricos o cardiovasculares en comparación con TRN.

Además, la vareniclina se relacionó con una disminución significativa del riesgo de cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca, depresión, infarto cerebral, arritmia , y auto agresiones.

“Estos hallazgos permitiran a los médicos prescribir vareniclina más ampliamente, incluso para los pacientes con comorbilidades, ayudando a más fumadores a dejar de fumar con éxito.

3841032908_cfacb93a2b_o

Enfermedad Pulmonar “No Diagnosticada”

Más de la mitad de los fumadores de largo plazo y ex fumadores que se consideran libres de  enfermedad respiratoria, ya que han pasado la prueba de función pulmonar, tienen impedimentos relacionados con las vías respiratorias cuando son evaluados “más de cerca”  con imágenes de pulmón, caminar y pruebas de calidad de vida. Muchas de esas personas están en las primeras etapas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una enfermedad progresiva incurable que es la tercera causa de muerte en los Estados Unidos.

El Dr Crapo profesor de medicina de National Jewish Health y autor principal del estudio, que se publica 22 de junio en Archives of Internal Medicine dijo: “El impacto del tabaquismo crónico en los pulmones y el individuo se subestima sustancialmente cuando solo se usa las pruebas de función pulmonar”. “La enfermedad pulmonar es común en los fumadores cuyas pruebas de pulmón función son reportadas normales”,

La EPOC se diagnostica mediante la prueba de función pulmonar soplando tan fuerte  y sostenido como se pueda, en un dispositivo llamado espirómetro , que mide la cantidad de aire que se puede soplar en un segundo y la cantidad total de aire que se  puede expulsar de los pulmones.
Los investigadores evaluaron a 8.872 personas de 45 a 80 años que habían fumado al menos un paquete de cigarrillos al día durante 10 años (10 paquetes-año) o el equivalente. La mayoría había fumado mucho más, 35 a 50 paquetes-año. Aproximadamente la mitad de los participantes se consideraron libres de  enfermedades basado en sus pruebas de función pulmonar.

Cuando los investigadores usaron otros criterios que incluyen alteraciones en la función física, síntomas respiratorios, tomografías computarizadas, uso de medicamentos respiratorios, y la calidad de vida  en relación a la respiración, encontraron que el 55 por ciento de los participantes considerados   “libres de enfermedad” tenía algún tipo de  deterioro respiratorio.

bebidas azucaradas

Bebidas Azucaradas…. No Tan Dulces (II/III)

Los refrescos  (“sodas”, gaseosas o “Soft Drinks”) son la bebida de elección para millones de personas, pero éstas bebidas endulzadas (BE) aumentan el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y otras enfermedades crónicas.

Las personas que consumen BE regularmente, 1 a 2 latas o más al  día, tienen un 26% más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas que rara vez las consumen.
Un estudio que siguió a 40.000 hombres durante dos décadas encontró que en los que promedió una lata de una bebida azucarada por día tenían un 20% más de riesgo de tener un ataque al corazón o morir de un ataque al corazón que los hombres que rara vez consumían BE.  Ocurre igual en las mujeres, según reseña otro estudio.
A 22 años de duración del estudio de 80.000 mujeres se encontró que aquellas que consumen una lata al día de BE tenían un 75% más de riesgo de gota que las mujeres que rara vez consumían estas bebidas.

Los “refrescos” y la diabetes

Fuerte evidencia indica que las BE contribuyen al desarrollo de la diabetes. El Estudio de Salud de las Enfermeras exploró está hipótesis siguiendo la salud de más de 90.000 mujeres durante ocho años. Las enfermeras que dijeron consumir BE  tenían el doble de probabilidades de haber desarrollado diabetes tipo 2 durante el estudio que aquellas que rara vez las consumían.