Diabetes

Diabetes

¿Qué es la Diabetes?

La diabetes, también llamada diabetes sacarina o diabetes mellitus, es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce en cantidad   suficiente una hormona llamada insulina o bien cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

La insulina interviene en el aprovechamiento metabólico de los azúcares de los alimentos. Se trata entonces de un trastorno metabólico caracterizado por el aumento de los niveles de azúcar en la sangre,que genera daño en diferentes órganos o tejidos. (corazón, sistema neurológico, riñones, sistema circulatorio, …etc.).


Clasificación y tipos de diabetes

  • Diabetes tipo 1, la que resulta de la destrucción de las células del pácreas, productoras de insulina, por tanto la deficiencia de insulina es absoluta.
  • Diabetes tipo 2, la que resulta de una carencia progresiva  en la secreción de insulina teniendo como terreno previo la poca respuesta de las células a la acción de la insulina, conocido como “resistencia a la insulina”.
  • Diabetes por otras causas como por ejemplo defectos genéticos de la función de las células que producen insulina en el páncreas (células beta) fibrosis quística del páncreas y la diabetes inducida por drogas.
  • Diabetes gestacional, la que ocurre durante el embarazo.

¿Cuáles son los síntomas?

La enfermedad puede ser asintomática por mucho tiempo y cuando aparecen síntomas los más frecuentes son la eliminación de orina en exceso, la sed intensa y el adelgazamiento.

Criterios diagnóstico de diabetes:

Nivel de glucemia en ayuno >= 126 mg/dl (7.0 mmol/L)
Hemoglobina glicosilada (HbA1C) > 6,5%
Glucemia a las 2 horas de prueba de tolerancia glucosada >= a 200 mg/dl (11,1 mmol/L)

¿Existe la Pre Diabetes?

Los  expertos en diabetes, reconocen que hay un grupo de  personas con niveles de glucosa que aunque no tienen criterios para el diagnóstico de diabetes, tienen valores altos como para ser considerados normales. Estas son personas tienen  niveles de glucosa en sangre en ayuno, entre 100 y 125 mg/dl  (5,6 a 6,9 mmol/L) o  valores de glucosa a las dos horas de un test de tolerancia glucosada entre 144 y 190 mg/dl (7,8 a 11 mmol/L).

Para las personas con valores de glucosa “inapropiados“ como los antes señalados se utiliza el término de Pre Diabetes, lo cual indica el  riesgo relativo de desarrollar diabetes en el futuro. Se asocia a obesidad abdominal, alteración de los lípidos en sangre con elevación de los triglicéridos, descenso del HDL e hipertensión arterial sistémica.

Lo mismo puede interpretarse en personas con valores de hemoglobina glicosilada A1 C entre 5,7 y 6,5%.

La prueba para detectar diabetes tipo 2 y prediabetes debe realizarse en personas adultas  asintomáticas de cualquier edad que tengan sobrepeso u obesidad ( índice de masa corporal mayor o igual a 25 kg/m2) o que tengan uno o más factores de riesgo para diabetes:

  • sedentarismo o inactividad física
  • familiares en primer grado con diabetes tipo 2
  • mujeres con niños que pesan más de 9 lb (4kg) al nacer
  • hipertensión arterial sistémica
  • niveles de HDL menor a 35 mg/dl (0,9 mmol/L)y triglicéridos en mas de 250 mg/dl
  • mujeres con ovarios poliquísticos
  • obesidad severa, acantosis nigricans
  • historia de enfermedad cardiovascular

En aquellas persona sin estos factores de riesgo el test debe realizarse a partir de los 45 años de edad.

Si el resultado de la prueba es normal debe repetirse cada 3 años.

Habitualmente la diabetes tipo  2 durante la etapa que es asintomática solo se diagnostica mediante la realización de mediciones de la glucosa en sangre y valores de hemoglobina glicosilada.


Diabetes y enfermedad cardiovascular

El 80% de todas las muertes relacionadas con la diabetes mellitus es atribuible a las manifestaciones macrovasculares  de la enfermedad (las causadas por obstrucción de las arterias de mayor diámetro, como las arterias coronarias, brazos, piernas y del cerebro), siendo la enfermedad vascular diabética la responsable del incremento de 2 a 4 veces la incidencia de enfermedad coronaria isquémica e infarto agudo de miocardio, así como del aumento del riesgo de fallo cardiaco (de 2 a 8 veces) en comparación con pacientes no diabéticos. Además, esta mortalidad es más prematura.

Son numerosos los estudios que  han demostrado la eficacia  de controlar las personas diabéticas que tienen otros factores de riesgo para prevenir o demorar la aparición de enfermedades cardiovasculares.


Recomendaciones para prevenir la diabetes

Se ha constatado la posibilidad de disminuir el riesgo de padecer diabetes 2 sí se implementan programas en los que se aconsejen cambios en el  estilo de vida que incluyan descenso de al menos un  7% del peso corporal y actividad física regular ( al menos 150 minutos a la semana), estrategias para reducir las calorías y  grasas de la dieta, incrementar la ingesta de fibra (14 gr/1000 Kcal), de alimentos  de grano entero y limitar la ingesta de bebidas carbónicas azucaradas.

También en ocasiones y dependiendo del caso se prescriben fármacos para prevenir el desarrollo de la diabetes 2.