Tratamientos con fármacos para dejar de fumar

¿Son efectivos los fármacos para dejar de fumar?

Sí. En particular en los casos con niveles de adicción medio o alto a la nicotina. La efectividad del tratamiento depende del momento en que se haga la estimación.  Mayor apenas se termina el tratamiento y desciende al transcurrir el tiempo. Ello debido a las recaídas. La terapia con fármacos para dejar de fumar aumenta de manera considerable su efectividad si se acompaña de asesoramiento  en centros especializados para el tratamiento del tabaquismo, incluso para los sustitutos de la nicotina que no requieren de prescripción o receta  médica.

¿Quiero dejar de fumar sin introducir  químicos en mi cuerpo?

Ciertamente, la idea de utilizar fármacos para dejar de fumar suele tener como argumento en contra el no querer  introducir sustancias químicas a nuestro cuerpo, pero para quien fuma y ya lo expone  a al menos 400 sustancias tóxicas contenidas en el humo de cigarrillo,   se trata de pasar  a solo una,  no tóxica  si se usa en dosis apropiadas  y teniendo como objetivo “Dejar de Fumar”.  Los fármacos autorizados para dejar de fumar se usan por determinados período de  tiempo que varía de acuerdo a las características de cada fumador.

He oído de efectos  indeseables

Como todos los fármacos, los utilizados para dejar de fumar tienen un perfil de efectos deseables, en éste caso reducir los síntomas de abstinencia  para facilitar el abandono del cigarrillo, y de efectos indeseables. Los efectos indeseables suelen ocurrir en muy bajo porcentaje. La mayoría de las veces se logra control de los efectos indeseables mediante el ajuste de la dosis o cambios en el horario de las tomas, sin suspender el tratamiento. De allí la importancia de la prescripción, asesoramiento  y seguimiento médico.

¿Cuáles son los fármacos disponibles para tratar la adicción al tabaco?

Actualmente se dispone de tres  fármacos de primera línea aprobados para tratar la adicción al tabaco:

  • Nicotina
  • Bupropion y
  • Vareniclina

Los dos últimos requieren de   prescripción médica con receta.

¿Cuándo está recomendado el uso de fármacos para tratar la adicción al tabaco?

  • En fumadores con nivel de adicción alta o
  • Los que consuman más de 15 cigarrillos/d
  • Los que en intentos previos han recaído en pocas semanas.

Ya lo he intentado con fármacos y no funcionó

El haberlo intentado sin éxito no invalida reintentarlo con el mismo u otro fármaco, sobre todo si en el intento o  intentos previos no hubo asesoramiento,   o si usted no estaba del todo convencido de Dejar de Fumar. Por otra parte si ocurrió que dejó de fumar y luego hubo la recaída, el análisis deberá centrarse en las causas de la recaída.

El tratamiento con fármacos cuesta un pastón

Lo que se pretende es que usted deje de fumar y con ello incrementará muchísimo las posibilidades de preservar su salud, lo cual no tiene precio. Luego de esta consideración, vera no habrá mucha diferencia entre lo que gasta  en tabaco mensualmente y el tratamiento farmacológico. La decisión de dejar de fumar es inequívocamente acertada y no genera ninguna pérdida, todo es ganancia ¡!

Los medicamentos para ayudar a dejar de fumar funcionan mejor cuando forman parte de un programa que incluya:

  •  Tomar una decisión clara de querer dejar el tabaco y establecer una fecha para comenzar
  •  Conseguir apoyo y asesoramiento en centros especializados en el tratamiento del tabaquismo.

TERAPIA SUSTITUTIVA CON NICOTINA

Se trata de administrar nicotina a un fumador por una vía distinta a la del humo de un cigarrillo, en cantidad suficiente para disminuir los síntomas del síndrome de abstinencia, pero insuficiente para crear dependencia. Hoy está disponible en varias presentaciones: chicle, caramelos, parches dérmicos, spray nasal, spray bucal y comprimidos. La dosis debe ser adecuada a cada paciente para no producir mayor dependencia que el cigarrillo. No hay consenso sobre la duración máxima del tratamiento y la mínima no debe ser menor a 8 semanas, De allí la importancia de personalizar el tratamiento.Todas las presentaciones de la nicotina han demostrado una eficacia similar. Entonces ¿cuál escoger? Ello dependerá  de las preferencias, necesidades, costes y experiencias previas del uso de alguna presentación. Cada una de las presentaciones requiere que el usuario sea instruido para obtener la máxima eficacia con el menor número de efectos indeseables. En la terapia sustitutiva con nicotina, con cualquiera de las presentaciones  que se escoja se deja de fumar el mismo día que se inicia la terapia. La terapia sustitutiva con nicotina tiene escasos efectos adversos si se emplea de la forma y  la dosis correcta, bajo control y seguimiento.

BUPROPION

Se trata de un anti depresivo. Actúa a nivel cerebral reduciendo los síntomas de la abstinencia. Queda por definir cuales su mecanismo exacto de acción. El medicamento es efectivo bien sea que usted tenga problemas de depresión o no.

Aunque se trata de un  medicamento eficaz y seguro, no lo pueden utilizar todos los fumadores, pues tiene algunas contraindicaciones e incompatibilidad con otros medicamentos, por lo que tiene que ser recetada por el médico y requiere de controles mientras dure el tratamiento. La  dosis de inicio es menor a la de mantenimiento y el tratamiento debe comenzar al  menos una o dos semanas previo a la fecha programada para dejar de fumar.

VARENICLINA

Es un fármaco diseñado específicamente  para tratar la adicción a la nicotina. Su eficacia se debe al parecido de su molécula a  la nicotina, lo que le permite ocupar los mismos receptores nicotínicos, evitando que la nicotina los active, reduciendo así los síntomas de la abstinencia de la nicotina.

También requiere del ajuste progresivo de la dosis y debe iniciarse al menos dos semanas antes de la fecha programada pare dejar de fumar. Es necesario evaluación médica para establecer si existen contraindicaciones que impidan su uso  y  control  mientras dure el tratamiento.